UNA MIRADA AL SISTEMA DE SALUD PÚBLICO CANADIENSE

A continuación, se presenta la traducción del texto original del artículo de los autores más adelante mencionados realizado por el equipo del comité editorial de MD&CO Consulting Group. Esta traducción se realiza con fines académicos para promover la revisión de la literatura disponible sobre el tema. Se advierte que la traducción puede presentar notas realizadas por el traductor con el objetivo de facilitar la comprensión del documento y disipar ambigüedades que puedan existir por las diferencias en los idiomas.

Ivers, N., Brown, A.D. & Detsky A.S. (2018) Lessons from the Canadian experience with single payer health insurance just comfortable enough with the status quo. American Medical Association, Recuperado de: https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/article-abstract/2695512utm_campaign=articlePDF&utm_medium=articlePDFlink&utm_source=articlePDF&utm_content=jamainternmed.2018.3568

El sistema de salud canadiense es un sistema de salud público, denominado sistema de salud de pagador único. Este modelo está vigente desde hace 50 años, brindando cobertura a todos los ciudadanos canadienses. Este modelo tiene varios beneficios como lo son sus bajos costos administrativos y de operación al igual que la facilidad para los pacientes de recibir atención primaria. Es un modelo efectivo y seguro, con resultados similares a los de otros países que tienen gastos per cápita mucho más altos.

El modelo, sin embargo, tiene dificultades como la falta de accesibilidad y la coordinación de tratamiento. Una de las posibles causas es la falta de adaptación del sistema a las nuevas necesidades de la comunidad; la cual requiere tratamientos para pacientes con múltiples enfermedades crónicas. En 1960 este modelo cubría solamente el cuidado médico agudo y servicios de hospitalización, es decir no había necesidad de cubrir tratamientos complejos y de larga duración.

El bajo costo administrativo de este modelo se debe a que los hospitales reciben la mayor parte de los fondos de los gobiernos de las provincias, los médicos cobran fácilmente sin necesidad de adjudicar autorizaciones de servicios, los pacientes pueden escoger cualquier proveedor; no tienen altos copagos y no reciben facturas complejas después de haber sido dados de alta. Sin embargo, los resultados en el cuidado de los pacientes no se han visto afectados, es decir la micro eficiencia es alta, por ejemplo, Canadá muestra una supervivencia de 5 años en pacientes oncológicos, uno de los más altos del mundo.

En los 90, debido a la recesión en Canadá, se presentaron reformas en el sistema de salud que pudieron afectar la eficiencia en su momento, como por ejemplo la disminución en los presupuestos para hospitales, la regionalización de estos, se cerraron centros hospitalarios y se limitaron los cupos para estudiar medicina en las universidades.

Sin embargo, según el estudio, estos factores no son explicaciones para el problema actual del sector de salud canadiense. El estudio sugiere que la falta de modernización con métodos de pago innovadores es lo que ha producido este estancamiento. Es indispensable, enfocarse en el manejo de pacientes con múltiples enfermedades crónicas, las cuales requieren coordinación y continuidad de tratamiento. Los métodos de pago como presupuesto global para hospitales y pagos por servicios para los médicos deben ser modernizados; ya que los tiempos de espera para recibir la atención medica son demasiado altos en la actualidad y no hay récords de historias clínicas electrónicas, así como de la falta de cobertura en medicamentos para pacientes ambulatorios.

Hay muchas instituciones independientes de carácter privado que son reguladas y reciben pago de un solo asegurador, la provincia. No hay responsabilidad mutua. Para resolver el anterior problema se han aplicado métodos de pago como el pago por evento. Que pasa la responsabilidad a los médicos por el número de pacientes atendidos.

Sin embargo, según Brown et al, este método incentiva las atenciones en lugar de los tratamientos longitudinales, integrales y enfocados en el paciente.  También se han creado modelos de capitación para hogares médicos enfocados en el paciente, este último influye positivamente en la macro -eficiencia, pero no es suficiente para alcanzar resultados positivos significativos dado a que la adhesión de las instituciones a este modelo fue voluntaria y en el caso de Canadá el estado tiene limitaciones para realizar reformas dado que el sistema de salud es gobernado por las provincias.