REINGENIERÍA EN LA GESTIÓN DEL SERVICIO FARMACÉUTICO HOSPITALARIO

Con el presente artículo de opinión damos la bienvenida al equipo de MD&CO Consulting Group, a Claudia Patricia Bossa;, https://www.md-co.org/equipo-consultores , esperamos que la información suministrada en este sea de utilidad en la gestión de los servicios farmacéuticos hospitalarios, y de esta forma damos continuidad y ampliamos el alcance de nuestro propósito de proveer herramientas a los actores del sistema de salud.

“La gestión de medicamentos en los hospitales, siempre ha jugado un papel importante dentro de la sostenibilidad financiera de los mismos”.

Desde el nacimiento de la Farmacia Hospitalaria en el año 1967, con la necesidad de cambiar el grado de empirismo con que se manipulaban y preparaban los medicamentos, la intención de cerrar la brecha entre las practicas de calidad con que se elaboraban los medicamentos en la industria farmacéutica y la continuidad de las mismas hasta su administración al paciente, se inicia el camino para lograr que los medicamentos, además de impactar en la resolución de los problemas de salud o el mejoramiento de la calidad de vida de la población, tuvieran un papel económico importante dentro de las instituciones de salud.

En la gestión administrativa de los servicios farmacéuticos hospitalarios en lo correspondiente al manejo de los medicamentos y dispositivos médicos, deben ser los primeros en realizar una reingeniería de sus procesos para poder llegar a cumplir con su mayor objetivo, que se resume en la gestión eficaz y eficiente de estos recursos ¿cómo lo pueden lograr?.

Primero, debemos tener claro las dos vías operacionales que se ejecutan y así poder dirigir estrategias efectivas; la primera de ellas es el apoyo a las áreas asistenciales con el conocimiento del manejo seguro de medicamentos, para el logro de la reducción de costos provenientes de errores en la atención asociados a los medicamentos; y la segunda enmarcada en el control general de la cadena de abastecimiento de los medicamentos y dispositivos, el cual se inicia en la selección de los productos que van a quedar ofertados en el formulario de la institución, la transformación de los mismos en las áreas productivas de ajustes de dosis, que permiten minimizar pérdidas de medicamentos por dosis sobrantes y el manejo integral de los inventarios que eviten pérdidas por averías y vencimiento. 

Es común que los servicios farmacéuticos se han concentrado sólo en trabajar en este último “manejo de inventarios”, por que se tiene la concepción que es la única forma de controlar los factores financieros de las farmacias y descuidan un área tan importante cómo es la selección de los medicamentos que influencia de manera directa en la sostenibilidad.

 Es por ello que definitivamente las instituciones de salud deben contar con una metodología clara, sistemática y medible que les permita incluir la eficacia y seguridad como un punto fundamental adicional en la mesa de los comités de farmacia y terapéutica así como los análisis económicos de costo beneficio, costo efectividad y otras medidas, que apoyen la decisión, y no caer en temas de percepción; pues las preguntas que se plantean y deben ser solucionadas para la mejor decisión son:

 · ¿Cómo sabemos que un precio mayor es justificado con un incremento de la efectividad?

· Cuando tenemos dos medicamentos con la misma eficacia demostrada y la misma indicación con precios similares … ¿Cuál escogemos?

· ¿Cuándo sabemos que el medicamento de menor precio no traerá costos de no calidad que muchas veces son difíciles de detectar, debido a que se enmascaran o confunden con la situación clínica del paciente?

La diferencia entre el logro de los resultados clínicos esperados sostenibles y el aumento de costos en atención que no justifican la calidad de los resultados clínicos en lo que tiene que ver con medicamentos, depende de la confiabilidad de las barreras de seguridad en los procesos de selección de las moléculas y en este punto los sistemas de salud siguen haciendo esfuerzos importantes incluyendo conceptos que pretenden alinear estrategias alineadas con la “evaluación de la tecnología sanitaria”.

Las evaluaciones farmacoeconómicas de los medicamentos nos dan herramientas metodológicas, que con resultados cuantitativos pueden respaldar las decisiones dentro del marco de costo efectividad y eficacia de los tratamientos farmacológicos a través de un análisis serios y asertivos.”

Claudia Patricia Bossa.